Universidad Metropolitana
Joan Severiche y Arley Riquet durante la audiencia de hoy.
3:57 pm. Martes 24 de Septiembre de 2019
La novia de Joan, el 'celular roto' que logró esclarecer el homicidio de los 2 hombres arrojados en Vía a La Playa
3:57 pm. Martes 24 de Septiembre de 2019
En comunicación permanente con uno de los imputados, vía celular, durante el homicidio, la muchacha fue la que contó todo a la Fiscalía. El fiscal reveló que existe otras personas que habrían tratado de ocultar el hecho de sangre.

La sala 11 del Centro de Servicio Judicial de Barranquilla fue el escenario donde el fiscal 25 Seccional, Adolfo Niebles, narró de forma detallada cómo Arley de Jesús Riquet Baldovino habría fraguado un plan, supuestamente , para vengarse de Luis Carlos Narváez Narváez y Leonel Andrés Cadena Rodríguez porque estos lo habrían estafado con billetes falsos.

Del mismo modo, Arley habría convencido a Joan Severiche Beltrán para que se hiciera pasar por el dueño de un restaurante de Puerto Colombia, con el fin que clonaran 20 millones de pesos que, supuestamente, le iban a entregar a Luis y a Leonel (hoy occisos), pero en realidad pretendía era quedarse con un dinero que debían darle estos dos últimos. Arley habría convencido a Joan diciéndole que le iba a dar parte del dinero que lograra obtener.

El plan para vengarse, según los testimonios entregados por la Fiscalía, empezó a elaborarse dos semanas atrás y, finalmente, el sábado anterior comenzó a andar cuando Joan, en su vehículo, recogió a Luis Carlos, apodado como ‘El Ingeniero’, en la Terminal de Transporte y luego se encontraron con Leonel.

Según lo relatado por el fiscal, con base al testimonio que entregó la novia de Joan, este último le contó a ella del plan que había armado Arley y que no se había negado porque, supuestamente, tenía miedo a represalias.

La idea era que el dinero que llevaran los hoy occisos se lo iban a repartir Arley y Joan y parte de esa plata la iba a usar Arley para sacar su carro, que tenía empeñado por 8 millones de pesos a un prestamista en el sector de ‘Los Toboganes’.

Joan mantuvo su línea de celular abierta con su novia y esta logra escuchar todo lo que sucedía cuando él manejaba su vehículo rumbo a la casa de Arley.

Allí dentro, según indicó el fiscal, Riquet Bandolino mató a uno de los hombres de varias puñaladas. El testimonio reveló que dentro del inmueble estaban varios familiares de Arley y que trataron de limpiar la sangre que quedó tras el crimen.

Posteriormente, la otra víctima fue asesinada dentro de uno de los vehículos, presuntamente, por el mismo Arley.

El fiscal precisó que Riquet Bandovino conducía el vehículo Hyundai color blanco, de propiedad de Joan, y este último manejaba el otro vehículo marca Mazda 3 azul oscuro, que estaba empeñado y que lograron sacar. Habrían salido desde el barrio San José, lugar de residencia de Arley, y buscaron la Vía 40 para dirigirse a la carretera que comunica Las Flores con el corregimiento La Playa.

Luis Carlos Narváez Narváez y Leonel Andrés Cadena Rodríguez fueron encontrados muertos en este arroyo en la vía que de Las Flores conduce al corregimiento La Playa.

Testimonios revelados por el fiscal indican que el papá de Arley, presuntamente, conducía un taxi mucho más adelante de los dos implicados, que iban en los vehículos particulares, con la intención de avisar si había policías en la vía y así pudieran desviarse, ya que en el baúl del vehículo que conducía su hijo iban los dos cuerpos.

Una vez llegan al sitio para arrojar los cuerpos, una patrulla de la Policía se percata que estaban los dos carros particulares parqueados y al tratar de realizarles una requisa se dieron a la huida. Joan se vio obligado a detenerse en el corregimiento La Playa y Arley, en Villa Campestre.

El representante del ente acusador, también, dijo que la novia de Joan, un amigo y la pareja de este todo el tiempo estuvieron siguiéndolo en otro vehículo para saber que nada malo le fuera a suceder. Incluso cuando Joan logró hablar por celular con su novia le contó detalles de lo que había pasado dentro de la casa de Arley y en el vehículo. Todos le dijeron que era mejor que denunciara lo ocurrido en la URI y cuando lo esperaban para hacer la respectiva denuncia, la Policía ya los había capturado poco antes de las 6:30 de la mañana del domingo.

En la audiencia pública quedó en evidencia que faltan más personas que deben responder ante los estrados judiciales, por tratar de encubrir los dos homicidios. Sin embargo, las investigaciones de la Fiscalía aún continúan, para establecer el grado de responsabilidad que tendrían los mencionados por los testigos.

En la tarde de este martes se realiza la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento donde, por la magnitud del caso, el fiscal solicitará que los dos imputados sean enviados a la cárcel de manera preventiva.