Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
Alejandro Garrido con su esposa, Johana Ramírez Rodríguez.
7:58 am. Martes 05 de Enero de 2016
La esquizofrenia habría llevado a auxiliar de vuelo a matar a su esposa e hijo antes de suicidarse
7:58 am. Martes 05 de Enero de 2016
La Policía estableció que Alejandro Garrido, oriundo de Barranquilla, habría consumido cocaína, pastillas y licor antes de cometer el horrendo crimen.

Aún hay conmoción en Santa Marta dos días después de que se conociera la trágica noticia de la muerte de una familia en el interior de un apartamento en el sur de El Rodadero, donde aparecieron los cuerpos sin vida de una pareja y su hijo de tan solo 5 años de edad.

Aunque en un principio se manejó la hipótesis de que esta familia pudo haber sido víctima de desconocidos que intentaron robarlos, rápidamente la Policía estableció la hipótesis de que Alejandro Garrido Molina, auxiliar de vuelo nacido en Barranquilla, habría asesinado a su esposa, identificada como Johana Ramírez, de 26 años, a su hijo de 5 años y posteriormente se habría suicidado con el mismo cuchillo.

Así lo confirmó el coronel Francisco Gélvez Alemán, comandante encargado de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

“De acuerdo a los elementos materiales probatorios, las evidencias físicas, las entrevistas, estamos frente a un tema de filicidio (muerte violenta que un padre da a su hijo), uxoricidio (asesinato de la esposa) y suicidio”, afirmó el oficial.

Después de analizar el lugar del crimen, ubicado en un apartamento del tercer piso en el edificio Balcones del Sol, la Policía concluyó que encontraron “bastantes dosis de clorhidrato de cocaína que (Alejandro Garrido) había consumido momentos antes, al igual que pastillas y licor”, reveló el comandante.

Agregó que “de acuerdo al análisis del lugar de los hechos podemos evidenciar que (Garrido) le quita la vida a su hijo con cinco puñaladas en la espalda, a su esposa a la altura del cuello y el pecho, igualmente con puñal, y posteriormente con la misma arma procede a propinarse puñaladas en el pecho y muere desangrado”.

También se estableció que, aunque los vecinos aseguran que no escucharon gritos, ni algo que llame la atención, sí reconocen que en días pasados la pareja sí había sostenido una fuerte discusión.

De acuerdo con el reporte del oficial, Garrido Molina era auxiliar de vuelo para una importante aerolínea, de la que había sido retirado luego de que se demostrara que padecía de episodios de esquizofrenia, y también se dedicaba a ofrecer apartamentos para alquiler en el Rodadero. A la policía le llamó la atención que, en su cuenta de Facebook, el presunto homicida publicó mensajes que podrían haber alertado sobre la tragedia.

Este es uno de los extraños mensajes que dejó en su Facebook Alejandro Garrido el viernes primero de enero.

La hipótesis más fuerte que maneja la Policía es que Garrido Molina le causó la muerte a su pareja y a su hijo impulsado por la enfermedad que padecía. 

 

 

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Libre
Artículo
https://www.youtube.com/embed/60KLY-4LePQ?rel=0
Triple A
Universidad Sergio Arboleda