Inscripciones abiertas!
Artículo
Artículo
Artículo
La draga 'Lelystad', durante su más reciente permanencia en el puerto de Barranquilla.
12:16 am. Miércoles 24 de Julio de 2019
Tercera draga había sido ofrecida con menos tiempo de llegada, pero Cormagdalena la rechazó
12:16 am. Miércoles 24 de Julio de 2019
Bajo el pretexto de “ahorrarse” $5 millones, pero hoy los perjuicios económicos para la ciudad son incalculables por la fracasada contratación.

En medio de una controvertible y cuestionable situación, la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de La Magdalena (Cormagdalena) tuvo que echar mano de una tercera draga draga para intentar corregir la fracasada contratación realizada con la empresa European Dredging Company Sucursal Colombia (EDC) para el urgente mantenimiento en el canal de acceso al puerto de Barranquilla.

Lo curioso del caso es que la nueva draga fue rechazada por la misma Corporación en el proceso cuando se decidió contratar el trabajo con la EDC, que inicialmente dispuso la ‘Francis Beaufort’, que registró avería en el casco cuando apenas iniciaba el trabajo y no pudo continuar, ante lo cual el contratista trajo un segundo equipo, la ‘Medway’, que ni siquiera entró al puerto por fallas en su timón, decidiendo su zarpe definitivo sin remover un solo metro de sedimento.

Todo ello en desarrollo de la declaratoria de urgencia manifiesta, mediante Resolución 000164 del pasado 11 de junio, cuando la compañía Van Oord Dredging and Marine Contractors BV Sucursal Colombia, propuso la draga ‘THSD Lelystad’, con 10.329 metros cúbicos de capacidad en tolva, para realizar el dragado en el canal de acceso.

En este proceso también participaron las empresas European Dredging Company Sucursal Colombia (EDC) y Dredging Internacional, al tiempo que se recibió una “carta de agradecimiento a la invitación y manifestaciones de no poder participar por falta de disponibilidad de los equipos”, por parte de CCC Shanghai Dredging Co Ltd.

Producto de las evaluaciones del caso se obtuvieron los siguientes resultados:

- Van Oord Dredging and Marine Contractors BV Sucursal Colombia, presentó un menor valor en el ítem de movilización y desmovilización de la draga. Es decir, 482 millones 190 mil pesos, frente a los 617 millones 321 mil 937 pesos ofertados por la EDC.

- EDC presentó un menor valor en el ítem de dragado hidráulico del sector I por metro cúbico, equivalente a $7.351/M3 frente a los $7.965/M3 ofertados por Van Oord.

- El valor total de la oferta de Van Oord fue de 2.997 millones 980 mil 660 pesos, frente a los 2.992 millones 504 mil 864 ofertados por la EDC, para una diferencia entre ellas de 5 millones 475 mil 796 pesos.

- En su oferta, Van Oord manifestó la disponibilidad de la draga ‘THSD Lelystad’ para el 1o. de julio, conforme al correo electrónico enviado a Cormagdalena el 19 de junio.

- EDC manifestó tener la disponibilidad de la draga ‘Francis Beaufort’ en un plazo de 10 días contados a partir de la fecha de suscripción de la orden de servicios.

Con estas conclusiones Cormagdalena tomó la decisión, señalando que “teniendo en cuenta que la disponibilidad de las dragas se encuentran en condiciones similares, esto es 10 días, se recomienda aceptar la oferta de menor valor, es decir, la de European Dredging Company Sucursal Colombia, siempre que cumpla con los requisitos jurídicos y financieros exigidos en el proceso”.

Por esta razón, la Corporación continuó con los trámites y el 25 de junio suscribió la orden de servicios por parte de Jairton Habit Diez daza, en su calidad de Director (e) de Cormagdalena y Kris Albert M. Baert en condición de Mandatario Suplente de la EDC.

Con este documento Cormagdalena impartió la orden para llevar a cabo el dragado de mantenimiento, por el término de 1 mes, es decir, hasta el 25 de julio.

De esta manera, partir de la suscripción del documento la EDC quedó obligada a movilizar la draga ‘Francis Beaufort’, la cual debería quedar a disposición de Cormagdalena a más tardar el 4 de julio, de conformidad con la oferta del contratista con fecha 18 de junio. Pero la ‘Francis Beaufort’ no realizó el trabajo y mucho menos la ‘Medway’ que fue traída en su reemplazo.

De este proceso surgen varios interrogantes. El fundamento de la declaratoria de ‘urgencia manifiesta’ fue el de llevar a cabo obras prioritarias de dragado en el canal de acceso, teniendo en cuenta que el puerto de Barranquilla moviliza al menos 10 millones de toneladas de carga al año, la gran mayoría de ellas de comercio internacional, “situación que hace imprescindible el dragado con el fin de garantizar una navegabilidad segura”.

Entonces, si existía una manifiesta urgencia de los trabajos, ¿Por qué fue escogido el contratista que disponía la draga en un mayor tiempo que el otro? ¿Acaso la diferencia de días para la disponibilidad de los equipos, entre uno y otro, no seguía poniendo en riesgo las condiciones de navegabilidad?

Por otro lado, Cormagdalena pregona que en el proceso fue escogida la oferta de menor valor, pero, ¿A qué costo? Un menor valor de apenas de 5 millones 475 mil 796 pesos, pero con un tiempo superior para disponer de la draga en medio de la urgencia manifiesta y con varios días de espera para iniciar las “obras prioritarias” en el canal de acceso.

Indudablemente, tal como está plenamente demostrado, cada día que pasa representa una desmejora en las condiciones del canal de acceso, restringiendo aún más el calado operacional y ocasionando el desvío de buques y mercancías a otros puertos, con pérdida incalculables.

Ahora, Cormagdalena retoma el proceso y recurre nuevamente a la empresa Van Oord Dredging and Marine Contractors BV Sucursal Colombia para que disponga el equipo que la misma Corporación le rechazó en la invitación, para corregir la ‘empanada contractual’.

La draga ‘THSD Lelystad’, de bandera holandesa y del tipo succión en marcha, fue construida en 1986, tiene un eslora (longitud) de 137 metros, manga (ancho) de 26 metros, un calado de 6 metros y un peso muerto de 13.200 toneladas. Su armador registrado es Ballast - Nedam Group.

Este equipo ya realizó trabajos de dragado este año en el puerto de Barranquilla. Fue en la campaña ejecutada del 12 de abril al 2 de mayo, de acuerdo con el contrato 0-0124-2019, por valor de 3.343 millones 646 mil 584 pesos, también amparado en la figura de ‘urgencia manifiesta’.

En esa oportunidad realizó la remoción de 146.450 M3 en el sector comprendido entre el K-2+000 al K 8+000 y 72.580 M3 entre el K14+000 al K 22+000.

Ese contrato fue firmado por el Director de Cormagdalena Pedro Pablo Jurado con Jurgen Nieuwenhoven, como representante legal de la compañía y quien a su vez le otorgó poder especial a Erik Waumans.

Definitivamente, lo barato para Cormagdalena le ha resultado súper caro a la ciudad, dejando en entredicho, además, los fundamentos de la citada ‘urgencia manifiesta’ con el rotundo fracaso de esa contratación.

Solo se espera que, por lo menos, Cormagdalena adopte las decisiones de hacer cumplir las sanciones y multas establecidas en el contrato con la EDC, incluyendo inhabilidades para volver a contratar.

 

Te puede interesar

 title=
Artículo
CIID
Artículo
Triple A
Alcaldía de Barranquilla