Inscripciones abiertas!
Artículo
https://www.youtube.com/embed/W6CHKS7rJkg?rel=0
Artículo
Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1184950602498854912
Yoenis Ríos cargando a su bebé.
11:25 am. Martes 04 de Junio de 2019
Denuncian presunta negligencia médica en muerte de bebé de 8 meses en Clínica La Asunción
11:25 am. Martes 04 de Junio de 2019
Informaron que la especialista duró 26 horas sin hacerle seguimiento al menor y después fue demasiado tarde controlar una posible encefalitis.

La vida para Yoenis Ríos se derrumbó la noche del domingo cuando los médicos de la Clínica La Asunción de Barranquilla, le comunicaron el fallecimiento de su bebé de 8 meses, por un paro cardio-respiratorio.

Rabia, dolor e impotencia es lo que siente esta madre después de que la presunta negligencia médica constante en nuestro sistema de salud y los galenos que pertenecen a este, le tocara vivirla en carne propia durante tres días. 

La psicóloga usó, en primera medida, las redes sociales para contar esta terrible historia.

La mamá del bebé fallecido acepta la voluntad de Dios, pero no los presuntos errores humanos que cometieron los médicos y una pediatra, de esa clínica mencionada, algo que llevó a su hijo a la muerte. 

De algo pequeño a un problema grave

El niño ingresó a la clínica la madrugada del pasado viernes (31 de mayo) a la Clínica la Asunción. De acuerdo con la progenitora, su niño solo tenía una llaga en la boca y fiebre, algo que le impedía comer. 

Lo primero que hizo un médico general fue ordenar que le suministran, vía intravenosa, dos medicamentos: Acetaminofén y Aciclovir. 

Yoenis indicó que la pediatra de turno le diagnosticó un "posible herpes, algo viral". "La pediatra ni abrió la boca, lo revisó y pese a que los exámenes de orina y sangre salieron bien, indicó que había que internarlo por tres días", indicó a Zona Cero.

Relató que en la tarde (5:00 P.M.) de ese mismo viernes, le siguieron inyectando medicamentos a su bebé y después fue pasado a una habitación de la clínica.

Desde esa hora mencionada empezó la ausencia, según su relato, de la pediatra. No la volvió a ver hasta las 8 de la mañana del sábado 1o. de junio. Su hijo había presentado fiebre en la madrugada, pero la situación fue controlada. 

Agregó que a esa hora mencionada llegó la pediatra, a la habitación en la que se encontraban. Preguntó cómo amaneció el niño y "en cinco minutos terminó esa ronda".

"Desde esa hora no volví a ver a un pediatra", puntualizó Yoenis Ríos a Zona Cero, en medio de lágrimas.

Se complicó su salud

Al mediodía del sábado empezó el calvario para ella, su esposo y su bebé de 8 meses, quien empezó a dormir mucho y cuando despertaba se encontraba con somnolencia constante. 

El niño tenía la mirada perdida y Yoenis empezó a desesperarse y acudió en varias ocasiones a las enfermeras de turno, pero estas le respondían "que eso era normal por los medicamentos que estaban haciendo reacción"

En la tarde del sábado el niño siguió igual y solo le hacían lavados bucales, pero llegó el momento que a su bebé le empezó a temblar la cabeza. 

"Cada 10 minutos un movimiento constante", expresó. 

Ante su urgencia, las enfermeras y doctores seguían afirmando que "esto era normal"

No obstante, en la noche de ese sábado, el calvario aumentó porque su bebé empezó a sudar y a ponerse frío. Los galenos de turno consideraron "que estaba sudando la fiebre". 

Pero los padres del niño usaron un termómetro propio y se dieron cuenta que el niño tenía 32 grados de temperatura.

"Yo en mi ignorancia me desnudé y lo desnudé a él, lo pegué a mi cuerpo y nos arropamos con todo lo que teníamos", relató Yoenis. 

A las 4:30 de la madrugada del domingo apareció un médico de turno, quien le pidió que se vistiera y que solo cubriera al niño para que su temperatura subiera. "Me dijo hay que esperar que venga la pediatra", agregó la progenitora.

La cabeza del menor siguió temblando y un médico ordenó que le hicieran exámenes. Las enfermeras, de acuerdo con el relato, empezaron a pincharlo en todo el cuerpo para hacer el procedimiento de glicemia, la cual la tuvo en 92. 

Pero a las 5 de la mañana vomitó un líquido blanco y su salud empeoró. Solo a las 8 y media de ese domingo fue que volvió a aparecer la pediatra, 26 horas después de su última visita a la habitación. 

Negligencia que provoca muertes

La especialista, según Yoenis, "llegó como si nada" y se dio cuenta de que el bebé de 8 meses estaba convulsionando y le dijo a las enfermeras que lo pasaran a Unidad de Cuidados Intensivos.

"Mi hijo duró más de 13 horas convulsionando y nadie hizo nada. La enfermera decía que eso era normal", expresó.

"Ahí se destrozó mi alma y supe que la llaga en su boca se había convertido en una desgracia", agregó la mamá del menor. 

Agregó que la pediatra indicó que su hijo padecía los síntomas de una encefalitis. ¿Cómo no se dio cuenta 26 horas antes? Es la pregunta que queda en el tintero. 

Después de las convulsiones, la pediatra pidió la autorización de los padres para un TAC. Eran las 9 de la mañana. Los resultados de ese examen fueron positivos, el cerebro del niño estaba bien. 

Las horas pasaron y la última vez que lo vio fue a las 3 de la tarde de ese domingo. Dobló rodillas para pedir a Dios sobre la salud de su hijo, que ya tenía sondas y botaba sangre por la nariz.

Su hijo la miró por última vez y dos horas después el padre del niño entró a verlo, su salud empeoraba con el paso del tiempo. 

El teléfono sonó a las 7:45 de la noche. Les pidieron que se dirigieran a UCI, en donde estaban reanimando a su hijo. Los médicos no pudieron hacer más y el bebé murió, después de varios actos de presunta negligencia médica. 

La madre del niño pide que haya justicia en ese caso.

Versión de la clínica y acciones legales

La Clínica La Asunción fue contactada por Zona Cero, pero la persona encargada del departamento de comunicaciones indicó que en el transcurso del día emitirán un comunicado. 

Yoenis recibió la historia clínica esta mañana. Indicó a este medio que dicho documento no indica que la pediatra duró 26 horas sin ver al niño, sin hacerle seguimiento a un tratamiento que ella mismo ordenó.

Agregó que la historia dice que el diagnóstico indica "posible encefalitis", es decir, que en tres días no tenían certeza de lo que tenía el niño, algo que demuestra la inoperancia médica.

"No voy a aceptar el error profesional de esta pediatra y nosotros vamos a llegar hasta lo último de esto", anunció Yoenis Ríos a Zona Cero.

"La inoperancia médica fue la que acabó con la vida de mi hijo", finalizó entre lágrimas.

Sobre el tema, en la tarde de este lunes la Clínica La Asunción emitió un comunicado de prensa en el que se señala que se brindó "atención integral" al niño. El siguiente es el texto completo del comunicado:

Comunicado by Zonacero on Scribd

 

Te puede interesar

Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/Yf2sGJNqoLA
Artículo
https://www.youtube.com/embed/d6q9bQ2CKQY?rel=0
Soledad con dignidad!
Artículo
https://www.youtube.com/embed/bHv8iFfc7nE?rel=0
Triple A