Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/tv8KV4VlWww
La paciente se encuentra en la clínica Reina Catalina.
7:56 pm. Martes 18 de Octubre de 2016
Denuncian presunta negligencia de la Reina Catalina en atención a anciana: la clínica lo niega
7:56 pm. Martes 18 de Octubre de 2016
Mientras la familia dice que la mujer de 84 años podría perder una pierna por una bacteria, la Reina Catalina sostiene que son “complicaciones” de una diabetes.

Un derecho de petición fue interpusieron familiares de Carmen Alicia Torregrosa Barrios, una anciana de 84 años que padece diabetes y desde el pasado 7 de octubre ingresó a la Clínica Reina Catalina, en Barranquilla, para que el personal médico de esta institución conforme “un comité interdisciplinario, compuesto por profesionales de la salud con trayectoria y experticia, y no de estudiantes en práctica” para que les sean entregados “informes claros y veraces” con el fin de conocer los procedimientos y la atención que ha recibido luego de llegar “con una afectación en el dedo medio de la extremidad inferior izquierda” y encontrarse en riesgo de perder una pierna. 

En la misiva, entregada por María Concepción Mesino Torregrosa, hija de la afectada, se expresa que “desde la entrada a su institución la atención ha sido precaria, el personal asistencial en su institución está soportado por puras practicantes o en su defecto auxiliar de enfermería desprovista de toda capacidad e idoneidad en lo referente al trato de pacientes o enfermedades ya que se denota su bajo o nulo nivel académico en lo referente al manejo de los pacientes y su historia clínica”. 

Delma Mesino, otra hija de Carmen Alicia Torregrosa, manifestó que “el dedo se le ha podrido y no han hecho nada. Si se lo tenían que amputar es para que ya lo hubieran hecho y no dejárselo tanto tiempo”, dijo con relación al estado en que se encuentra la extremidad y que ha ocasionado que “ese dolor a ella no la deje”.

“Le ponen tramadol y llora y llora, y nosotros le decimos a las enfermeras y ellas nos dicen que esperemos. Ella es diabética y ya tiene una pierna amputada”, contó Delma Mesino. 

La situación ha presentado un agravante porque, de acuerdo con lo expuesto por las hijas de la afectada, “ha sido víctima de una bacteria la cual desconocen y fue adquirida en su institución por el procedimiento poco adecuado y la negligencia de su personal tanto de profesionales, como asistencial”, según se lee en el derecho de petición.

“En la clínica le dijeron que ella tenía una bacteria y que se la están tratando. No se sabe de donde salió, nos dijeron las enfermeras y las doctoras. A mi mamá le dio algo porque quedó como muerta, no tenía signos vitales, no sabemos si fue el medicamento y los médicos le trataban de tomar los signos. Ella da gritos por el dolor, eso no tiene conformidad”, narró Delma Mesino. 

En el documento, dirigido a la Dirección Médica de la institución con copia a Supersalud Regional Norte, los parientes manifiestan que las “mismas” enfermeras “se quejan de que son 11 pisos los cuales tienen que recorrer todo el día, y en lo referente a los profesionales de la salud de su institución carecen de toda la instrucción de relaciones humanas y el buen trato a los pacientes, eso sin contar su indolencia y falta de carácter para afrontar las decisiones tomadas, tirándose la pelota los unos a los otros, en lo referente a un diagnóstico que determine la afectación de mi progenitora”. 

Lo que dice la Clínica

Contrario a lo que manifestó la familia de la paciente, el jefe médico de la Clínica Reina Catalina, Jairo Quiroz, manifestó que la institución ha cumplido con su deber de atender adecuadamente a Carmen Alicia Torregrosa Barrios y que no se le ha negado la atención que requiere. 

Acorde con Quiroz la clínica no ha recibido el derecho de petición, pero precisó que ingresó con una necrosis por lo que se hace necesario realizarle una arteriografía, pero por tener los leucocitos muy altos no se le ha hecho. 

Explicó Quiroz que intervenir a la paciente podría ocasionar “que las bacterias le cojan todo el cuerpo”. 

“Le están haciendo controles y uno se va dando cuenta que salga la infección con los antibióticos”, señaló. 

Sobre la petición de aclaraciones que ha hecho la familia, narró Quiroz que “primero viene uno, después vienen 5 y así. El médico le explica y quien les da la explicación no se lo dice bien o no la entiende”. 

El jefe médico de la clínica expresó que Torregrosa Barrios “está consciente, tiene su proceso infeccioso en el pie y tiene una situación con la diabetes, es un paciente diabético y la diabetes cursa con esas complicaciones”

Para el galeno, el derecho de petición interpuesto “no tiene razón de ser porque no se le ha negado el servicio” y aclaró que “cuando recibimos a la señora vino con la bacteria".

“Esperemos que el antibiótico haga su efecto y que el organismo responda”, contó.

En últimas, expresó Quiroz que “aquí no hay estudiantes en práctica. Los familiares pueden venir y poner una queja si se sienten inconformes. Esta paciente tiene una enfermedad base que no es como si una persona se corte y responda enseguida”, puntualizó.

Te puede interesar

Artículo
Artículo