Universidad Metropolitana
Artículo
https://twitter.com/i/videos/1244047757821837312
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/BJqykr-uB4M
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1243914300277895169
Isis Sampaio, Camilo Henao Echeverry y Frank Cuao Sánchez.
6:00 pm. Miércoles 29 de Enero de 2020
"Cogí a mi esposa y a mi hijo, y nos fuimos para España": barranquillero que huyó de China por el coronavirus
6:00 pm. Miércoles 29 de Enero de 2020
Señaló que los hospitales privados no atienden y que los públicos tienen mil personas diarias en las salas.

A Camilo Henao Echeverry, un barranquillero de 35 años, le tocó huir de China por el coronavirus, también conocido como la neumonía de Wuhan, enfermedad que ha matado hasta el momento 132 personas y contagiado a 5.974, en el país asiático.

El hombre atendió el llamado de Zona Cero, desde España, lugar a donde le tocó ir por la emergencia sanitaria que se generó en China durante los últimos días, tras el anuncio de la nueva epidemia.

Camilo vive desde hace 10 años en China. Montó su empresa, llamada Daluca International, con la que trabaja administración de operaciones para clientes en Colombia y Latinoamérica.

Henao Echeverry se radicó en Guangzhou, una ciudad que está a dos horas de Hong Kong y a dos horas, pero en avión, de Wuhan, la población donde se generó el coronavirus.

Relató que en un principio empezó a circular toda la información del coronavirus y que se estaba expandiendo no tan rápido, con poca gente infectada. "Nosotros veíamos que todo estaba bajo control", afirmó.

Sin embargo, ese panorama cambió por una llamada que recibió de un amigo suyo, con el cual estaba desarrollando un proyecto. Este le manifestó que se iba de China, pues su esposa le había informado que había un grupo de personas infectadas en Guangzhou y que habían evacuado un edificio.

"Eso ya estaba aquí encima y yo no sabía. Ese momento me alertó y justo después de que yo hablo con él llegan las noticias que iban a cerrar la ciudad porque había más casos", contó el barranquillero a este medio.

"Compré los tiquetes y me fui para España, con mi esposa, mi hijo y el gerente de operaciones de mi empresa, un samario", agregó.

Panorama complejo

Los empleados de su empresa, todos de nacionalidad china, tuvieron que quedarse en Guangzhou y le han ido informado como va el tema en el país asiático.

No obstante, Camilo le reveló a Zona Cero algo que para él era un problema y que fue una de las razones por las cuales decidió irse del país.

"Esa enfermedad no la puede tratar ningún hospital privado. Tienes que ir a un hospital autorizado por el Gobierno porque es un tema de Seguridad Nacional. Enseguida dije que más rápido me iba porque si nos pasaba algo, no tenía cómo tratarme", confesó el empresario.

Lo anterior queda evidenciado con los últimos videos de los pacientes que llegan a los hospitales autorizados por el Gobierno. Son miles de chinos que acuden a los centros de salud exigiendo atención y gritando.

Así queda registrado en un video que Camilo le envió a este medio. Fue grabado por una de las enfermeras de un hospital en Hong Kong.

 

 

La situación es crítica porque el coronavirus se generó en la época de las vacaciones chinas. Es, quizás, la migración de habitantes más grande del mundo y las zonas de transporte colapsan, por eso las recientes decisiones que ha tomado el Gobierno chino al cerrar ciudades y colocarlas en cautiverio.

"Todas las aerolíneas han cancelando vuelos. China es mi casa, vivo hace 10 años y uno se siente 'barro' que eso suceda", confesó.

Otra situación crítica en las ciudades china, además de la restricción para poder salir de las casas, es que no hay comida. Camilo explicó que el comercio interno está debilitado y los supermercados vacíos.

"Hay un caos informativo en China. Informes cruzados y al ser un país tan grande, uno no sabe a qué atenerse", afirmó.

"Si están cerrando ciudades y todo, las compañías aéreas están cancelando vuelos, quiere decir que el problema es grave", añadió Henao Echevvery.

Camilo salió de China el pasado domingo. Junto a su esposa, Isis Sampaio, de nacionalidad brasilera; su hijo de 10 años y el gerente de su empresa, el samario Frank Cuao Sánchez, tomaron un avión hacia España, con un detalle adicional. Tuvieron que usar tapabocas por seguridad.

"Ese es otro tema en China. Si no tienes tapabocas, la Policía te captura. Es una obligación para todos", puntualizó el barranquillero.

Eso sí, antes de irse, a todos les exigieron firmar un documento de salida y les realizaron un chequeo médico, en donde les tomaban la temperatura, antes de emprender la huida de China.

¿El regreso?

Al ser consultado por la atención médica que reciben las personas contagiadas, aseguró que las autoridades están trabajando en desarrollar un tratamiento o una vacuna para curar esa enfermedad, pero que todo es sobre la marcha y no hay mucha efectividad.

"Se habla que es una enfermedad que ataca a los pulmones o que es una bacteria. Por cada persona que no se cura, se contagian 14, dicen las enfermeras", indicó.

Camilo y su familia, tienen tiquetes de regreso para China, con fecha del mes de marzo. No obstante, si la situación no mejora, aseguró que se quedará en España o en su defecto volverá a Barranquilla.

Las cifras del coronavirus ya superan a las registradas en China cuando ocurrió la epidemia del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS), entre noviembre de 2002 y julio de 2003.

Eso sí, en esa época las redes sociales y los medios de comunicación no estaban tan activos. "La gente se está dando cuenta que llega una noticia tras otra", expresó Camilo Henao Echeverry.

Pero el barranquillero, al final de la entrevista, destacó lo siguiente: "Los chinos están unidos para combatir el virus. Todo el mundo echando para adelante. Lo ves en redes sociales. En otros países sería distinto el tema".
 

 

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo