Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Miguel Ángel Borja celebrando su primer gol oficial con el Junior.
8:24 pm. Sábado 25 de Enero de 2020
Los goleadores iluminaron el debut de Junior: Borja y Teo abren el año con un 2-0
8:24 pm. Sábado 25 de Enero de 2020
Los atacantes sentenciaron el triunfo ante La Equidad en el primer partido del 2020.

Miguel Ángel Borja y Teófilo Gutiérrez combinaron su poder goleador este sábado, para darle un debut triunfador 2-0 ante La Equidad, en la primera fecha de la Liga Colombiana en el estadio Metropolitano. Los barranquilleros pusieron a casi todos sus refuerzos y pasaron con buena nota el primer examen.

No fueron todos, pero sí los suficientes. Las gradas del estadio Metropolitano volvieron a engalanarse con las banderas de los hinchas, que volvían a la casa, el templo sagrado que espera este año ser testigo de momentos inolvidables para los barranquilleros, colombianos y los sudamericanos. 

Los que asistieron, hicieron el ruido como para emocionar a un batallón. Pronto estallarían en un grito emotivo, un canto de gol que los junioristas hace rato tenían atravesado en la garganta y claro en sus ilusiones. Pero antes, había que jugar. 

Los primeros minutos reflejaron la falta de rodaje de Junior evidenciada tras la falta de manejo de la pelota y la rigidez que había todavía en algunos jugadores para tratar de asociarse con sus compañeros. Después de todo, eran seis jugadores nuevos dentro de los once titulares. 

Pronto se comenzó evidenciar que lo mejor del equipo se manejaba por la banda derecha. El tanden logrado entre los debutantes Fabián Viáfara y Cristian Higuita comenzó a dar sus resultados. Además, más pronto que tarde, Teófilo Gutiérrez comenzó a buscar la conexión con Miguel Ángel Borja. 

En cuanto a la defensa, La Equidad les hizo el partido a conveniencia. Los bogotanos se cansaron de mandar bolas largas y frontales para unos siempre seguros Dany Rosero y Germán Mera, quienes demostraron que el fútbol aéreo es lo de ellos. 

Junior tardó casi un cuarto de hora, pero logra engranar sus piezas lo suficientemente bien como para comenzar a generar riesgo en la meta del arquero Diego Novoa, que veía su arco tambalear ante los embates de un voraz Borja. 

Así las cosas, a los 14 minutos, el monteriano cazó un rebote en un tiro de esquina para sacar un bombazo de media volea que salió apenas rozando el poste derecho del arquero, que se quedó mirando la pelota sin mayor posibilidad de intentar algo diferente. 

Borja seguía pisando el área. A los 29 minutos Teófilo Gutiérrez logró sacar un centro que Miguel Ángel no pudo rematar entre el acoso de los centrales, al fallar el tiro ante el suspiro de la tribuna. 

El equipo demostró que tenía capacidad para combinar sus nuevos elementos a los 34 de partido, con la mejor jugada colectiva de la primera mitad. 

El defensa central Dany Rosero avanzó 50 metros con la pelota en los pies, y descargó para Viáfara quien llegó al fondo para centrar, Borja desplazó la marca en el primer palo y Teófilo llegó para rematar de taco mandando la pelota a pocos centímetros del arco. 

Dos minutos más adelante llegó la jugada que abrió el marcador. Borja, acucioso, presionó al defensor cuando iba saliendo con la pelota para puntearla y salir tras ella, en una potente galopada. El atacante, entró al área con la pelota dominada y justo cuando el defensa lo cerraba, definió ante la resistencia del arquero. 1-0. 

De inmediato un grito de júbilo estalló en las graderías. Borja corrió loco de alegría contra la tribuna sur y sacudió su camiseta con pasión. El sueño de una vida se cumplió por fin para el cordobés, hincha del equipo de toda la vida y que antes de ver finalizada la primera mitad pudo celebrar su gol tan soñado, con miles de aficionados gritando su nombres llenos de emoción. 

El juego pudo haber quedado casi sentenciado antes de irse a los camerinos, cuando Teófilo sirvió una asistencia de primera intención a los pies de Borja, que apurado, no logra mandar la pelota a la red con un tiro que se perdió alto y desviado. 

Así las cosas, Julio Comesaña podía respirar tranquilo. Los suyos reaccionaron a pesar de la gran cantidad de jugadores nuevos y Borja estaba listo para sentenciar. Ahora tendría que buscar la calma en los suyos para mantener la ventaja y terminar la historia en el momento oportuno. 

Se sabía que La Equidad saldría a tratar de cambiar el panorama. Y casi lo logra nada más a los 47 minutos, el atacante Carlos Peralta escapó de las referencias de los defensores y encaró a un Sebastián Viera que de manera magistral achicó y en el mano a  mano salvó el peligro con una atajada providencial. 

El partido entró en una fase donde Junior se resguardo y la visita se quedó con la pelota. Sin embargo, no hubo mayores peligros y los barranquilleros causaron la impresión de estar esperando el error de la visita para sentenciar el compromiso. 

En cuanto a la figura del partido, Miguel Borja estuvo en el terreno durante 85 minutos hasta cuando Comesaña decidió meter a Carmelo Valencia, quien menos de nada le estuvo dando resultados. 

Carmelo dividió una pelota contra el central, ganando en velocidad y al levantar la cabeza, vio que Teófilo se picaba al centro, sin dudarlo ‘Tutunendo’ lo asistió y el goleador hizo lo suyo: definir con calidad para sentenciar la historia 2-0. 

Sobre el final del juego, Germán Mera salió mal librado de una pelota dividida, y tuvo que salir sustituido por César Haydar. Se esperan pruebas al jugador para determinar el tipo de lesión. 

Junior arrancó  ganando y mostrando buenos momentos de fútbol, y con la mayoría de sus refuerzos dando resultados. Ahora, deberá preparar el duelo de mitad de semana ante el Deportivo Cali, como visitante, en procura de seguir el camino ganador en las acciones.