Inscripciones abiertas!
Jorge Alfaro, Gio Urshela y Óscar Mercado son los peloteros colombianos con más cuadrangulares.
6:11 pm. Miércoles 25 de Septiembre de 2019
Con Gio Urshela a la cabeza, Colombia se consolida en las Grandes Ligas
6:11 pm. Miércoles 25 de Septiembre de 2019
El fin de la temporada regular marca un año sin precedentes para la pelota nacional.

Nombres como el de Giovanny Urshela, Óscar Mercado y Jorge 'el Oso' Alfaro están en boca de todos los amantes del béisbol y acaparan semana tras semana los titulares en las Grandes Ligas por su alto nivel de juego.

Los tres son colombianos y junto a otros de sus compatriotas, como los lanzadores Julio Teherán y José Quintana, se han convertido en los protagonistas de un deporte en el que por años han figurado dominicanos, venezolanos, puertorriqueños, cubanos y mexicanos.

En la actualidad, en el deporte considerado como el pasatiempo nacional en Estados Unidos, los peloteros colombianos se les han unido con una presencia histórica en la Gran Carpa.

Cierto que solamente 24 de los más de 19.000 jugadores que han militado en las mayores hasta esta temporada han nacido en Colombia, pero teniendo en cuenta que, como sucede en casi todo Suramérica, en el país cafetero el deporte más popular es el fútbol, lo conseguido dentro del mejor béisbol del mundo es único.

Al igual que lo fue ver como el colombiano Luis Miguel Castro, segunda base y jardinero, quien jugó por los Atléticos de Filadelfia en 1902, se convirtió el primer latinoamericano en Grandes Ligas.

Ningún colombiano volvió a pisar la Gran Carpa hasta 1974, cuando Orlando Ramírez lo hizo con los Angelinos de California, hasta que llegaron los jugadores de cuadro Orlando Cabrera y Édgar Rentería quienes pusieron a Colombia en el mapa de la 'pelota caliente' en la década de los noventa y a principios del nuevo siglo.

Su aportación sería decisiva para que las nuevas generaciones de deportistas colombianos tomasen más interés por el béisbol después de ver cómo Rentería, quien jugó con siete equipos de las Grandes Ligas, ganó dos veces el título de la Serie Mundial: el primero con los Marlins de Florida (1997) y el segundo con los Gigantes de San Francisco (2010).

Precisamente, en el segundo título también se llevó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) del Clásico de Otoño.

Cabrera, que jugó con nueve equipos, también consiguió un título de la Serie Mundial, en el 2004, con los Medias Rojas de Boston, a donde llegó traspasado por los Expos de Montreal, cuando se enfrentó a su compatriota Rentería, que entonces también militaba con los Cardenales de San Luis, campeones de la Liga Nacional.

Su ejemplo ha permitido que durante la temporada del 2019 haya 10 peloteros colombianos titulares con sus respectivos equipos, encabezados por los abridores Julio Teherán (Atlanta) y José Quintana (Chicago-Cachorros), los dos jugadores colombianos más veteranos y de mayor protagonismo.

Sin embargo, la gran figura y revelación esta temporada dentro de la Liga Americana, ha sido el tercera base Giovanny Urshela, quien llegó traspasado por los Azulejos de Toronto a los Yanquis de Nueva York y se ha convertido en un jugador decisivo en la novena de los Bombarderos del Bronx que dirige el manejador Aaron Boone.

Urshela, un cartagenero de 27 años, que fue dado de baja por los Indios de Cleveland y los Azulejos -no confiaron en su talento-, con los Yanquis, forzados por las lesiones, tuvo la oportunidad de jugar y ha surgido con una aportación excepcional de .315 de promedio de bateo, 20 cuadrangulares y 73 carreras impulsadas.

Los 20 cuadrangulares es ya la mejor marca de todos los tiempos para un pelotero colombiano al superar los 17 que consiguió Cabrera cuando estaba con los Expos en la temporada del 2003.

Pero si hay un equipo en las mayores que más confía en el talento y aportación de los peloteros colombianos estos son los Marlins de Miami, que esta temporada han subido a tres al primer equipo, siendo la primera franquicia que lo hace en la historia de las Grandes Ligas.

Se trata del jardinero Harold Ramírez, el relevista Tayron Guerrero y el receptor Jorge Alfaro, titular indiscutible del equipo y uno de los jugadores pilares que el equipo tiene de cara a su reconstrucción como franquicia ganadora que dirige el legendario Derek Jeter.

Mientras que otra de las grandes revelaciones de la temporada ha sido el jardinero central de los Indios, el novato Óscar Mercado, otro cartagenero de 24 años, que tiene con la novena de la tribu .280 de promedio de bateo, 15 cuadrangulares y 54 carreras impulsadas.

Un undécimo jugador, el guardabosque de los Nacionales de Washington, Adrián Sánchez, es hijo de padres colombianos, pero nacido en Venezuela.

Sin embargo, lo más importante es que aproximadamente 90 jugadores nacidos en Colombia vieron acción en ligas menores durante el 2019, incluidos los que fueron ascendidos a las Grandes Ligas.

Hay un colombiano en la lista de las 100 Mejores Promesas de MLB Pipeline como es el zurdo Luis Patiño, de los Padres, considerado el talento número 3 de San Diego y el número 31 de Grandes Ligas.

Mientras que el receptor de los Rays, Ronaldo Hernández, está considerado como la promesa numero 7 del equipo de Tampa Bay.

Todos ellos tienen como gran objetivo no sólo triunfar en las mayores, sino también darle el impulso definitivo al béisbol colombiano para que se consolide como deporte importante dentro del país y en un futuro cercano puedan competir al mismo nivel que el resto de los mejores del mundo a nivel de selección.

El tener la posibilidad de disputar la Serie del Caribe a partir del 2020, si se admite al equipo campeón de la Serie Latinoamericana, será otro de los alicientes para que Colombia pueda acercarse un poco más a las grandes potencias beisboleras.

La aportación de los peloteros colombianos en la temporada del 2019, en las Grandes Ligas, ya se ha convertido en un punto de partida sin retorno de cara a conseguir ese objetivo.

EFE
 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Comfamiliar
Triple A
Alcaldía de Barranquilla